CW CPA logo 350x100

+852 2956 3798

cw@cwhkcpa.com

ESG es una cuestión apremiante y no sólo una tendencia

Aprovechar ESG para el éxito: Impulsar la innovación y el crecimiento sostenible

El tema de los aspectos medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG) está ganando impulso en todo el mundo. En el panorama empresarial actual, en rápida evolución, las empresas se enfrentan a presiones cada vez mayores no sólo para impulsar la rentabilidad, sino también para actuar como ciudadanos corporativos responsables. El concepto de ESG ha surgido como un marco poderoso para que las empresas puedan afrontar estos retos, crear valor sostenible y alinearse con las expectativas de las partes interesadas. En este artículo, exploraremos el concepto de ASG, su importancia tanto para las grandes empresas como para las pequeñas y medianas empresas (PYME), los retos a los que se enfrenta la aplicación de las estrategias ASG y cómo las empresas pueden aprovechar su potencial para desarrollarse de forma sostenible y prosperar a largo plazo.

La ESG consiste fundamentalmente en crear valor a largo plazo. Al integrar las consideraciones ASG en sus estrategias, las empresas pueden mejorar su resistencia, adaptarse a la dinámica cambiante del mercado y aprovechar nuevas oportunidades. Exceptuando la presentación de informes sólidos y el compromiso del consejo de administración, que es importante para las empresas que cotizan en bolsa y las empresas de gran tamaño, para aprovechar todo el potencial de los ASG, las empresas de todos los tamaños deberían tener en cuenta lo siguiente:

Gestión medioambiental: Las empresas pueden adoptar prácticas y tecnologías respetuosas con el medio ambiente para minimizar su huella de carbono y reducir el consumo de recursos. Esto puede incluir la aplicación de medidas de eficiencia energética, la inversión en fuentes de energía renovables, la optimización de los sistemas de gestión de residuos y el uso de materiales sostenibles en sus procesos de producción. Al integrar las consideraciones medioambientales en sus operaciones, las empresas pueden contribuir a mitigar el cambio climático, preservar los ecosistemas y salvaguardar los recursos naturales.

Impacto social: Las empresas pueden dar prioridad al impacto social fomentando lugares de trabajo inclusivos, promoviendo la diversidad y la igualdad y garantizando prácticas laborales justas en toda su cadena de suministro. Esto implica proporcionar entornos de trabajo seguros y saludables, respetar los derechos humanos y apoyar el bienestar de los empleados. Además, las empresas pueden participar en iniciativas filantrópicas, proyectos de desarrollo comunitario y asociaciones con organizaciones locales para abordar los retos sociales y contribuir a la mejora de la sociedad. Gracias a estos esfuerzos, las empresas pueden mantener de forma proactiva la reputación y la imagen de la empresa y reforzar la influencia social.

Gestión de riesgos: Las empresas deben obedecer activamente las leyes nacionales y locales, así como los reglamentos, preparar y seguir la lista de comprobación para aplicar un estricto sistema de cumplimiento interno con el fin de supervisar el medio ambiente, la sociedad y la gobernanza en su conjunto.

Para supervisar la cadena de suministro, las empresas pueden garantizar un abastecimiento y una gestión de la cadena de suministro responsables llevando a cabo la diligencia debida sobre sus proveedores. Esto incluye la evaluación de la adhesión de los proveedores a las normas éticas, los derechos laborales, la normativa medioambiental y las prácticas anticorrupción. Al promover la transparencia y la responsabilidad en toda la cadena de suministro, las empresas pueden minimizar los riesgos, prevenir las violaciones de los derechos humanos y promover prácticas sostenibles en todas sus operaciones.

Mediante la aplicación eficaz de la gestión de los recursos, la gestión de la energía, la gestión de los gases residuales y otras formas efectivas, las empresas pueden controlar adecuadamente los riesgos desde una perspectiva ESG.

Compromiso de las partes interesadas: comprometerse con las partes interesadas es clave para comprender sus expectativas y preocupaciones. Al buscar activamente la opinión de clientes, empleados, comunidades, inversores y ONG, las empresas pueden alinear mejor sus esfuerzos en materia de ASG con los intereses de las partes interesadas y establecer relaciones más sólidas.

Impulsar la innovación de productos y procesos: Las consideraciones ASG pueden inspirar a las empresas a replantearse sus productos y procesos, dando lugar a innovaciones revolucionarias. Las empresas pueden explorar materiales sostenibles, técnicas de fabricación energéticamente eficientes y principios de economía circular para desarrollar productos ecológicos con un impacto medioambiental reducido. Además, la ESG puede impulsar innovaciones en los procesos que optimicen la eficiencia de los recursos, reduzcan los residuos y mejoren la sostenibilidad de la cadena de suministro. Al integrar la ASG en sus procesos de innovación, las empresas pueden impulsar la eficiencia operativa, diferenciarse en el mercado y atraer a consumidores concienciados con el medio ambiente. A medida que las empresas operan en un mundo cada vez más interconectado y transparente, las partes interesadas exigen algo más que resultados financieros. Inversores, clientes, empleados y reguladores tienen cada vez más en cuenta los factores ASG a la hora de tomar decisiones.

¿Por qué es importante la ESG?
Para las empresas que cotizan en bolsa y las grandes empresas

Algunos reguladores de los mercados financieros, como la Bolsa de Hong Kong, exigen a las empresas que cotizan en bolsa que divulguen información ASG. Algunas normativas nacionales o regionales sobre sostenibilidad, como Directiva sobre informes de sostenibilidad corporativa (CSRD) y la Directiva de Diligencia Debida sobre la Sostenibilidad Corporativa (DDDSC) en la UE, y la Ley alemana de la cadena de suministro (LkSG), hacen hincapié en las responsabilidades de las grandes empresas en materia de derechos humanos y medio ambiente y les exigen que actúen con la diligencia debida en su cadena de suministro y tomen medidas para evitar que se produzcan riesgos. La aplicación de estos requisitos contribuye a garantizar que las empresas operan de conformidad con las leyes, los reglamentos y las normas éticas.

Las empresas que adoptan la ASG no sólo cumplen los requisitos reglamentarios, sino que también se alinean con los valores y las expectativas de sus partes interesadas. Los ASG describen indicadores no financieros en el mercado financiero internacional actual, lo que proporciona a los inversores un conjunto de criterios factibles de juicio para medir el valor de inversión de las empresas, y también es una base importante para la gestión de riesgos de las instituciones de inversión. Según la Encuesta Global de Inversores Institucionales 2021 de EY, el 90% de los inversores encuestados dan prioridad a los resultados ASG de las empresas en su estrategia de inversión y toma de decisiones, mientras que el 74% de los inversores institucionales encuestados son más propensos a desinvertir en empresas con un historial ASG deficiente.

Para las pequeñas y medianas empresas (PYME)

La gran mayoría del impacto medioambiental en las empresas procede de las fases anteriores de la cadena de suministro, lo que afecta a muchas PYME. En el caso de las empresas B2B, los grandes clientes corporativos pueden estar sujetos directamente a las normativas relacionadas, como la DSFC, e impondrían requisitos a sus proveedores grandes y pequeños a lo largo de la cadena de suministro en consecuencia para asegurarse de que sus cadenas de suministro cumplen con las normativas. Para las empresas B2C, los clientes individuales son cada vez más conscientes del impacto medioambiental y social de los productos que compran, favoreciendo a las empresas con sólidas credenciales ESG. Al dar prioridad a los ASG, las PYME pueden seguir siendo relevantes en la cadena de suministro, generar confianza, atraer a los inversores, fidelizar su marca y atraer más capital y financiación demostrando su firme compromiso con los ASG.

Retos en la aplicación de las estrategias ESG en las empresas

La aplicación de estrategias ESG puede plantear varios retos a las organizaciones. He aquí algunos retos comunes a los que se enfrenta la aplicación de estrategias ESG:

  1. Disponibilidad y calidad de los datos: Las organizaciones necesitan tener acceso a datos precisos y completos para evaluar su rendimiento actual, fijar objetivos y realizar un seguimiento de los progresos. Sin embargo, los datos pueden ser limitados, incoherentes o no estar fácilmente disponibles, lo que dificulta la toma de decisiones informadas y la medición del impacto de las iniciativas ASG.
  2. Integración en los procesos empresariales: Integrar las consideraciones ASG en los procesos empresariales y los marcos de toma de decisiones existentes puede ser una tarea compleja. Las estrategias ESG deben integrarse en varios departamentos y funciones, incluidas las finanzas, las operaciones, la cadena de suministro y los recursos humanos. Alinear los objetivos ASG con los objetivos empresariales básicos y garantizar una aplicación coherente puede requerir un cambio organizativo y una coordinación significativos.
  3. Compromiso de las partes interesadas: Las estrategias ESG requieren comprometerse con una amplia gama de partes interesadas, incluidos inversores, clientes, empleados, comunidades y reguladores. Equilibrar los diversos intereses y expectativas de estas partes interesadas puede ser todo un reto, ya que sus prioridades pueden diferir. La comunicación eficaz, la transparencia y la participación de las partes interesadas son esenciales para generar confianza y recabar apoyo para las iniciativas ASG.
  4. Medición del rendimiento y presentación de informes: Determinar las métricas y normas apropiadas para medir el rendimiento ESG puede ser complejo. Las organizaciones pueden enfrentarse a retos a la hora de seleccionar indicadores de rendimiento relevantes, establecer líneas de base y recopilar datos coherentes. Además, comunicar eficazmente los resultados ESG a las partes interesadas y garantizar la transparencia puede resultar exigente.
  5. Cumplimiento normativo y legal: Las organizaciones deben mantenerse al corriente de los requisitos cambiantes y asegurarse de que sus estrategias se ajustan a las leyes y directrices aplicables. El incumplimiento de la normativa puede acarrear daños a la reputación, consecuencias legales y sanciones económicas.
  6. Cultura organizativa y liderazgo: La aplicación de estrategias ESG exitosas requiere a menudo un cambio cultural dentro de las organizaciones. Los líderes desempeñan un papel crucial a la hora de impulsar el cambio y fomentar una cultura de sostenibilidad y responsabilidad social. Sin embargo, la resistencia al cambio, la falta de concienciación y el insuficiente apoyo de los dirigentes pueden obstaculizar el progreso y limitar la eficacia de las iniciativas ESG.
  7. Asignación de recursos: Las organizaciones deben asignar los recursos adecuados para apoyar la aplicación, el seguimiento y la mejora continua de las iniciativas ESG. Los recursos limitados o las prioridades contrapuestas pueden plantear retos y repercutir en el ritmo y la escala de la aplicación.

Abordar estos retos requiere un enfoque proactivo y holístico. Las organizaciones deben desarrollar una estrategia ESG clara, establecer estructuras de gobernanza sólidas, implicar a las partes interesadas, invertir en capacidades de recopilación y análisis de datos y fomentar una cultura de sostenibilidad en toda la organización. La colaboración con socios externos, como asociaciones industriales, ONG y expertos, también puede proporcionar una orientación y un apoyo valiosos.

Superar el reto

He aquí algunos enfoques para abordar este reto:

  1. Recopilación y análisis de datos: Las organizaciones pueden empezar por identificar los datos ESG que necesitan y establecer procesos para recopilarlos y analizarlos. Esto puede implicar la realización de evaluaciones internas, el compromiso con las partes interesadas y el aprovechamiento de fuentes externas como bases de datos del sector, informes de investigación y proveedores de calificaciones ESG. Las organizaciones también pueden plantearse implantar sistemas o herramientas de gestión de datos que faciliten la recopilación, la organización y el análisis de los mismos. Las organizaciones pueden aprovechar la tecnología y la automatización para agilizar los procesos de recopilación de datos y mejorar su calidad. Esto puede implicar la implantación de sistemas de gestión de datos, el uso de herramientas de análisis de datos y el empleo de algoritmos de inteligencia artificial y aprendizaje automático para analizar grandes conjuntos de datos. La automatización puede ayudar a reducir los errores manuales, mejorar la eficacia y permitir la supervisión en tiempo real del rendimiento de los ESG.
  2. Desarrollo de la capacidad interna: Las organizaciones pueden invertir en la formación y el perfeccionamiento de los empleados responsables de los datos ESG para asegurarse de que cuentan con los conocimientos necesarios. Esto puede implicar la contratación de analistas de datos o profesionales de la sostenibilidad que puedan navegar por las complejidades de los datos ESG y desarrollar metodologías sólidas de recopilación de datos.
  3. Recurrir a expertos externos: Las organizaciones pueden buscar la orientación de expertos externos, como consultores de sostenibilidad u organizaciones de investigación, para mejorar sus esfuerzos de recopilación de datos. Estos expertos pueden proporcionar información sobre las mejores prácticas, las tendencias del sector y las fuentes de datos emergentes. También pueden ayudar a identificar marcos y metodologías ESG relevantes que se alineen con los objetivos de la organización.

Mediante la aplicación de estas estrategias, las organizaciones pueden mejorar sus procesos de recopilación de datos, aumentar la calidad de los mismos y abordar los retos asociados a unos datos ESG limitados e incoherentes. Además, la supervisión regular y la mejora continua de las prácticas de recopilación de datos son esenciales para garantizar que la organización se mantiene alineada con los requisitos ESG y las normas de elaboración de informes en constante evolución.

Conclusión- Un camino hacia un futuro sostenible

A medida que el mundo siga dando prioridad a la sostenibilidad, la ESG irá configurando cada vez más el panorama empresarial. Las empresas que aprovechen con éxito las ESG para la innovación y el crecimiento sostenible no sólo contribuirán a un futuro mejor, sino que también se posicionarán como líderes en sus sectores. Para prosperar en un entorno empresarial en constante evolución y cultivar el éxito a largo plazo, las empresas deben reconocer el poder de la ASG y adoptarla como un imperativo estratégico. Si desea una orientación más clara y personalizada sobre la estructuración de la estrategia sostenible de su empresa en Europa o China, no dude en ponerse en contacto con la Sra. Sisi He(sisi.he@cwhkcpa.com).

Tabla de contenido

¿Tiene alguna pregunta?

Si tiene alguna pregunta sobre el contenido de este artículo, no dude en ponerse en contacto con nosotros a través del correo electrónico cw@cwhkcpa.com o utilizando el formulario que encontrará a continuación.

Explorar más temas

Síganos