China en el punto de mira

¿Por qué China?

Un ferrocarril de oportunidades

Situada en el este de Asia, en la orilla occidental del océano Pacífico, China posee un vasto territorio dotado de ricos recursos y diversos productos. Con una superficie de aproximadamente 9,6 millones de kilómetros cuadrados, China es el tercer país más grande del mundo territorialmente. La frontera terrestre de China se extiende a lo largo de 22.800 kilómetros, limitando con 14 países; las aguas territoriales de China limitan con ocho países por mar. Las costas continentales oriental y meridional se extienden a lo largo de más de 18.000 kilómetros, con mares cerrados y cercanos a la costa que superan los 4,7 millones de kilómetros cuadrados de superficie. Más de 7.600 islas de diferentes tamaños están repartidas por esta zona, entre las que Taiwán es la más grande, con una superficie de 35.798 kilómetros cuadrados.

China está designada como una de las mayores economías del mundo. Con un crecimiento anual del PIB superior al 9% de media durante las tres décadas anteriores, el ritmo y la escala de su desarrollo no han tenido precedentes. A pesar de que su crecimiento se ha ralentizado desde 2015, todavía consigue presumir de un crecimiento saludable del 6,5% cuando se compara con otras grandes economías mundiales. Además, el abaratamiento del yuan como consecuencia de la reciente devaluación contribuye a reducir los costes de explotación en China y a mejorar la competitividad de las ventas de exportación.

Los inversores y los aficionados también esperan con impaciencia subirse al tren Shenzhen-Hong Kong Stock Connect, puesto en marcha en diciembre de 2016, que garantiza a los inversores extranjeros el acceso a la Bolsa de Shenzhen, al tiempo que permite a los corredores continentales negociar acciones en Hong Kong. Esto se suma a la flota de «trenes de paso» con el primero entre Shanghái y Hong Kong introducido en 2014. Otros acontecimientos que también se consideran hitos positivos en la liberalización de las cuentas de capital de China son la creación de centros extraterritoriales de RMB en los principales centros financieros, como Hong Kong, Singapur y Londres, para promover el uso del yuan en el comercio internacional, y la admisión del yuan en la selecta cesta de monedas de reserva de los Derechos Especiales de Giro (DEG) del FMI, junto con el euro, el dólar, la libra y el yen, lo que allanará el camino para la consagración del yuan como moneda internacional.

China anima a los inversores extranjeros a invertir en China de acuerdo con la ley. China también protege los derechos e intereses legítimos de los inversores extranjeros y de las empresas con inversión extranjera de acuerdo con la ley. China siempre ha seguido el imperio de la ley a la hora de utilizar la inversión extranjera.

Tamaño masivo del mercado

Red de transporte eficiente

Sofisticada infraestructura de la cadena de suministro

Aumento de la capacidad de innovación

Número suficiente de talentos de alta calidad

Acceso al mercado continuamente relajado

Sistema completo de servicios de promoción de la inversión extranjera

Abundantes zonas económicas especiales

El potencial del mercado chino

Mercado de consumo

China se ha convertido en el segundo mercado de consumo del mundo, el mayor comerciante de bienes, el segundo comerciante de servicios, el poseedor de las mayores reservas de divisas y la segunda economía en uso de capital extranjero.

Contribución a la economía mundial

Entre 2013 y 2018, China contribuyó al crecimiento económico mundial con una media del 28,1% cada año, ocupando el primer lugar en el mundo. En 2018, China aportó el 27,5% del crecimiento económico mundial, 24,4 puntos porcentuales más que en 1978, convirtiéndose en el mayor motor de crecimiento de la economía mundial.

Población de renta media

En 2019, la población total de China continental era de 1.400 millones. Con la mayor población de renta media del mundo, China es el mercado de consumo más prometedor del mundo. En el mismo año, los gastos de consumo final contribuyeron al 57,8% del crecimiento económico, 26,6 puntos porcentuales más que la formación bruta de capital.

El papel del sector de los servicios

Desde la crisis económica mundial de 2008, se han producido grandes cambios en la estructura económica de China. En 2015, por primera vez, el sector de los servicios contribuyó en más del 50% al PIB de China. El sector de los servicios de China representó el 54% del producto interior bruto (PIB) en 2019. Incluye varias industrias de servicios, como los servicios de transporte, los servicios de información, los servicios de inversión y la atención sanitaria, así como las artes, el entretenimiento y el ocio.

Transformación y actualización en la industria manufacturera

China ha establecido un sistema industrial moderno e independiente con categorías completas de industrias, que incluyen 41 grandes categorías, 207 sectores medios y 666 pequeños subsectores, lo que la convierte en el único país que cubre todas las categorías industriales indexadas en la Clasificación Industrial Internacional Uniforme de Todas las Actividades Económicas (CIIU) de las Naciones Unidas.

Nuevos tipos de empresas Reestructuración del modelo de desarrollo económico

En los últimos años, Internet, el big data y la inteligencia artificial se han integrado profundamente en la economía real. Continuamente surgen nuevos focos de interés, como el comercio minorista inteligente y la capacidad de producción compartida. Las innovaciones tecnológicas son casi incesantes en campos como la comunicación móvil, el Internet de las cosas, el blockchain, los wearables inteligentes y la inteligencia artificial, mientras que sus escenarios de aplicación en el tráfico, los servicios médicos, el turismo y la construcción de ciudades inteligentes son cada vez más sofisticados.

El enfoque de CW en China

Al estar al tanto de los cambios y la evolución del macroentorno y evaluar cuidadosamente el impacto que tienen en nuestros clientes, estamos en una posición ideal para ayudar y guiar a las empresas extranjeras a navegar por el mercado de China continental.

Con nuestra presencia en Hong Kong, Guangzhou, Shenzhen y Shanghai, podemos ayudarle:

  • para determinar la viabilidad de la estructura de la entidad legal y establecer operaciones en China continental;
  • para garantizar el cumplimiento de los requisitos de auditoría y otras garantías;
  • gestionar las obligaciones fiscales de acuerdo con las leyes, reglamentos y prácticas fiscales locales;
  • para garantizar el cumplimiento de las leyes y reglamentos locales en materia de aduanas e impuestos especiales;
  • para ocuparse de los procesos empresariales que consumen mucho tiempo, como la contabilidad, las nóminas y otras operaciones de recursos humanos.

Nuestro Equipo de Consultoría en China (CCT), un equipo de profesionales multinacionales, multilingües y experimentados con capacidad de asesoramiento y consultoría en materia de contabilidad, ofrece conocimientos prácticos para ayudar a nuestros clientes a tomar mejores decisiones con su plan de inversión y expansión.

Perspectiva

Artículos y Noticias

¿Necesita ayuda?

No dude en contactar con nosotros