CW CPA logo 350x100

+852 2956 3798

cw@cwhkcpa.com

Principales revisiones de la Ley de Sociedades de China: Enmiendas clave que debe conocer

Tras su revisión de múltiples borradores de enmiendas en los últimos tres años, el Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional de China promulgó finalmente la Ley de Sociedades revisada el 29 de diciembre de 2023. Está previsto que entre en vigor el 1 de julio de 2024. Casualmente, la enmienda se aprobó en el30º aniversario de la promulgación inicial de la Ley de Sociedades, que fue el 29 de diciembre de 1993.

La última revisión representa la segunda y la más completa de este tipo desde la creación de la Ley de Sociedades en 1993. La enmienda introduce una cascada de cambios radicales, modificando los principios básicos que sustentan la gobernanza corporativa china y las normas de aportación de capital. Además, ofrece una mayor flexibilidad en varios aspectos, entre ellos permitir una mayor variación en la estructura de gobierno corporativo. Además, pretende reforzar la salvaguarda de los derechos de los accionistas, garantizando así un marco de gobernanza empresarial más equilibrado y transparente. Como tal, la Ley de Sociedades actualizada conlleva implicaciones de gran alcance para todas las sociedades de responsabilidad limitada de China. Afectará tanto a las empresas establecidas como a las incipientes.

Este artículo ofrece una exploración detallada de los cambios clave introducidos por la última revisión de la Ley de Sociedades de China. Además, examina las posibles implicaciones para las empresas que operan en China.

Panorama general: La revisión del Derecho de sociedades chino

La Ley de Sociedades revisada de China consta de 266 artículos en total, con la inclusión de más de 70 artículos nuevos o muy revisados. Las últimas modificaciones del marco jurídico empresarial chino suponen su primera gran renovación desde 2005 e incorporan numerosos cambios dignos de mención. Hay razones de peso detrás de la importante revisión de la Ley de Sociedades de China. Un objetivo clave es perfeccionar el marco jurídico de las empresas para fomentar un entorno más favorable a la actividad empresarial. Además, existe la necesidad de resolver cuestiones prácticas en la aplicación de la Ley de Sociedades en su versión actual. Además, la reforma pretende promover la transparencia, la responsabilidad y la equidad en la toma de decisiones y las prácticas de gobierno corporativo.

He aquí un breve resumen de los aspectos más destacados y los cambios notables introducidos en la renovada Ley de Sociedades:

  • Requisitos de capitalización: El plazo en el que los accionistas deben realizar íntegramente sus aportaciones de capital se ha acelerado a cinco años a partir de la fecha de constitución.
  • Optimización de las estructuras de gobierno corporativo: Se concede a las empresas una mayor autonomía para esculpir sus propios marcos de gobernanza. Se hace hincapié en promover la representación de los trabajadores en el consejo de administración, en particular. El objetivo es cultivar una estructura más ágil y receptiva al tiempo que se promueve el compromiso y la capacitación de los empleados.
  • Fortalecimiento de los mecanismos de rendición de cuentas de los accionistas, directores, supervisores y altos cargos de las empresas: Se han añadido nuevas disposiciones para mejorar la supervisión y el escrutinio de la conducta de estas personas. La Ley de Sociedades enmendada delimita claramente las obligaciones que se les imponen.
Requisitos de capitalización
Período máximo de aportación de capital de cinco años

La enmienda de 2013 a la Ley de Sociedades Anónimas había eliminado los requisitos legales sobre los plazos de aportación de capital y el capital social mínimo. La reforma anterior pretendía incentivar a los inversores permitiendo una discrecionalidad considerable en cuanto al momento de las aportaciones de capital. Sin embargo, la última revisión restablece el plazo para que los accionistas desembolsen la totalidad de su capital suscrito. Los accionistas deben desembolsar íntegramente su capital suscrito en un plazo de cinco años a partir de la creación de la empresa. Además, el periodo de cotización debe figurar claramente en los estatutos de la empresa.

Además, si las aportaciones de capital o el periodo de cotización de una empresa se consideran anormales, las autoridades pueden exigir que la empresa adopte medidas correctoras para corregir cualquier irregularidad.

Para más información, consulte nuestra Guía del capital registrado en China.

Periodo transitorio de tres años para las empresas existentes

El 6 de febrero de 2024, la Administración Estatal China para la Regulación del Mercado («SAMR») promulgó la Disposiciones del Consejo de Estado sobre la Aplicación del Sistema de Registro y Gestión del Capital Social Especificado en la Ley de Sociedades de la República Popular China. El documento proporciona orientaciones prácticas sobre la ejecución de las disposiciones contenidas en el proyecto final de enmienda aprobado el 28 de diciembre de 2023. El SAMR prescribe un régimen de derechos adquiridos de tres años para que las empresas existentes cumplan con el nuevo plazo de cinco años de aportación de capital. El periodo de gracia comenzará el 1 de julio de 2024 y finalizará el 30 de junio de 2027.

Durante este periodo, las empresas existentes deben ajustar su periodo de cotización para adaptarse al nuevo plazo de cinco años. Deberán completar su aportación de capital antes del 30 de junio de 2032 para garantizar su cumplimiento. Del mismo modo, las empresas a las que les queden menos de cinco años de periodo de cotización después del 1 de julio de 2027 no tendrán que realizar más ajustes.

Pasivos y obligaciones de los accionistas
Responsabilidad por aportaciones de capital impagadas

La nueva Ley de Sociedades prevé el supuesto de que un accionista no cumpla con su obligación de aportación de capital en el plazo previsto, ya sea total o parcialmente. Tras la notificación por parte del consejo de administración en forma de aviso de pago, se concede al accionista un periodo de gracia de 60 días para adoptar las medidas correctoras oportunas.

Si el accionista no desembolsa su capital suscrito tras la expiración del periodo de gracia, perderá sus participaciones equivalentes al importe impagado. Las participaciones que se pierdan se transferirán a un tercero o se darán de baja mediante una reducción de capital.

Es importante señalar que los accionistas restantes comparten la responsabilidad solidaria. Esto significa que, junto con el accionista incumplidor, los demás accionistas fundadores asumen la responsabilidad legal de cualquier déficit en la aportación de capital. Cuando las participaciones sociales confiscadas no hayan sido transferidas o dadas de baja en el plazo de seis meses, los accionistas restantes deberán, en lugar del accionista moroso, desembolsar el capital social no desembolsado. La contribución debe hacerse de acuerdo con la participación proporcional de cada accionista en la empresa.

Además, si una empresa se declara insolvente antes de la fecha prevista de vencimiento de las aportaciones, tanto la empresa como sus acreedores tienen derecho a exigir a los accionistas que aceleren su pago.

Se refuerza el mecanismo de levantamiento del velo corporativo

En pocas palabras, el «levantamiento del velo corporativo» se refiere al concepto jurídico por el que un tribunal hace caso omiso de la separación legal entre una empresa y sus propietarios, accionistas o miembros. Por lo tanto, pueden llegar a ser personalmente responsables de las obligaciones de la empresa. Normalmente, este principio se invoca cuando hay indicios de manipulación de la estructura corporativa para actividades fraudulentas, elusión de deberes legales o protección injusta de individuos frente a la responsabilidad.

El levantamiento del velo corporativo se abordó en la iteración de 2018 de la Ley de Sociedades. La Ley de Sociedades revisada refuerza este mecanismo, tanto vertical como horizontalmente. La perforación «vertical» se produce cuando los accionistas son considerados responsables de las deudas y pasivos de la empresa. Garantiza que los accionistas no puedan eludir su responsabilidad escondiéndose tras la estructura corporativa. Si el accionista de una sociedad unipersonal no puede demostrar la separación de los bienes de la sociedad de los suyos propios, será responsable solidario de las deudas de la sociedad.

Por el contrario, la perforación «horizontal» se produce cuando un accionista abusa de las identidades jurídicas separadas y de la protección de la responsabilidad limitada de varias empresas bajo su control para eludir responsabilidades, perjudicando considerablemente los intereses de los acreedores de estas empresas. En estos casos, cada empresa es responsable solidaria de las deudas contraídas por las otras empresas.

Derechos e intereses de los accionistas
Acceso a documentos corporativos y financieros

La Ley de Sociedades actualizada permite a los accionistas examinar los registros contables de la empresa o los de su filial al 100%. La ampliación del alcance de los documentos disponibles para su examen incluye también los estatutos, los informes de auditoría, las resoluciones y el registro de accionistas. Al conceder derechos estatutarios suplementarios de acceso a la información, la ley pretende salvaguardar los derechos de los accionistas minoritarios.

Reforzar los derechos de los accionistas

La Ley de Sociedades enmendada también refuerza la protección de otros derechos, entre los que se incluyen los siguientes:

  1. Si un accionista mayoritario abusa de sus derechos y perjudica significativamente los intereses de la empresa o los de otros accionistas, los accionistas tienen derecho a exigir que la empresa recompre sus acciones a un valor justo.
  2. Los accionistas se reservan el derecho de emprender acciones legales contra los directores, supervisores o altos directivos de las filiales al 100% de una empresa si se descubre que han contravenido los reglamentos administrativos, las leyes o los estatutos, provocando pérdidas para la empresa.
Gobierno corporativo
Representante legal

La nueva Ley de Sociedades prevé la flexibilidad de designar a cualquier director que gestione los asuntos de una empresa en su nombre para que asuma el papel de representante legal. Antes de la enmienda, el cargo debía ser asumido por el presidente del consejo de administración, el director ejecutivo o el director general.

Composición de la estructura de gobierno

Tradicionalmente, las empresas chinas adoptan una estructura de gobernanza a dos niveles que comprende un consejo de administración y un consejo de supervisión. El consejo de supervisión está compuesto por no menos de tres miembros, de los cuales al menos un tercio son representantes de los trabajadores. Su función principal es supervisar las actividades del consejo de administración y de otros altos ejecutivos de la organización. Además, se asegura de que actúan de conformidad con los estatutos así como con las leyes pertinentes.

Antes de la última enmienda, una empresa podía prescindir de un consejo de supervisión si se consideraba una sociedad de responsabilidad limitada y una pequeña empresa. En tales casos, podría nombrar a uno o dos supervisores para que cumplan las funciones del consejo de vigilancia. La Ley de Sociedades revisada permite una mayor relajación del requisito, reduciendo el número de supervisores a uno solo. Alternativamente, las empresas pueden prescindir por completo del papel del supervisor previo acuerdo unánime de los accionistas.

Comité de auditoría

Dado el papel relativamente discreto del consejo de supervisión en el gobierno corporativo, la enmienda de 2023 introduce un nuevo sistema de comités de auditoría. Establecidos en el seno del propio consejo de administración, estos comités asumen las responsabilidades tradicionalmente asumidas por el consejo de vigilancia o el supervisor. No se imponen requisitos específicos sobre el número o las cualificaciones de los miembros designados para el comité de auditoría de una sociedad de responsabilidad limitada. Sin embargo, la composición exclusivamente directiva del comité podría plantear problemas, dando lugar a posibles conflictos de intereses. El comité puede tener dificultades para llevar a cabo las tareas de supervisión de forma imparcial si está formado únicamente por directores.

Representación de los empleados

La Ley de Sociedades revisada concede mayor importancia a la inclusión de la representación de los trabajadores en el consejo de administración. En la versión de 2018 de la Ley de Sociedades, la representación de los trabajadores en el consejo de administración sólo es obligatoria para las empresas con intereses estatales específicos. Sin embargo, la última revisión amplía esta obligación para incluir a todas las empresas con 300 o más empleados. Se aplica una excepción cuando el consejo de supervisión ya cuenta con al menos un representante de los trabajadores. Además, los representantes de los trabajadores pueden formar parte del comité de auditoría. Deben ser elegidos democráticamente por los trabajadores de la empresa mediante un congreso de trabajadores, una asamblea u otros medios.

Cómo puede ayudarle CW

La Ley de Sociedades revisada ha introducido modificaciones sustanciales que afectan profundamente a muchas facetas de las operaciones corporativas. Éstas abarcan áreas clave, como las obligaciones de aportación de capital, las responsabilidades de los accionistas y las normas de gobierno corporativo. A la luz de estos cambios radicales, resulta crucial evaluar meticulosamente la idoneidad de su estrategia de aportación de capital, la eficacia de su actual estructura de gobierno corporativo y los protocolos de procedimiento vigentes.

Con más de tres décadas de experiencia en la orientación de inversores extranjeros de diversos orígenes para establecer su punto de apoyo corporativo en China, nuestros experimentados profesionales de nuestro equipo de Consultoría en China se dedican a salvaguardar sus intereses. Le ayudaremos a garantizar el estricto cumplimiento de los nuevos requisitos reglamentarios en virtud de la actualización de la Ley de Sociedades y a mitigar de forma proactiva cualquier riesgo asociado.

Póngase en contacto con nosotros para saber cómo podemos ayudarle a navegar con confianza y tranquilidad por estos amplios cambios.

Tabla de contenido

¿Tiene alguna pregunta?

Si tiene alguna pregunta sobre el contenido de este artículo, no dude en ponerse en contacto con nosotros a través del correo electrónico cw@cwhkcpa.com o utilizando el formulario que encontrará a continuación.

Explorar más temas

Síganos